Merchandising y publicidad

Hoy, más que nunca, las empresas buscan la diferenciación. Si es difícil atraer al consumidor, que este se deje seducir por nuestra marca y se convierta en un cliente fiel es todavía más complejo. Lograrlo exige de cuidadosas estrategias de marketing y venta, en las cuales el diseño gráfico juega un papel esencial. Acudir a una empresa experta en diseño gráfico y merchandising como Tantatic, garantizará obtener soluciones a medida con la imagen personalizada de nuestra marca adaptada a las necesidades y exigencias de nuestro público objetivo.
Merchandising y publicidad

En este sentido, obsequiar al comprador con camisetas, llaveros, cubertería u otros productos de publicidad que lleven impresa la imagen y logos de la empresa, potencia de una manera simpática su imagen ante el consumidor. Se trata de hacer más atractiva la venta del producto y, a la vez, premiar al cliente más fiel.

El merchandising es un concepto que engloba las estrategias que desarrolla y aplica una empresa, entidad o particular para aumentar sus ventas. Es decir, son las técnicas comerciales que ponemos en juego para hacer más atractivo el producto o servicio que pretende vender nuestra empresa.

Existen múltiples soluciones a medida para definir el merchandising concreto de un producto, pero todas deben dar, como resultado, una imagen personalizada y única del objeto de venta.

La importancia del merchandising radica en que con esas técnicas se hace el producto lo más deseado posible para el target (público objetivo final) al que nos dirigimos; se logra un mejor posicionamiento en el mercado, crear al consumidor una necesidad de compra, mejorar el aspecto del punto de venta… Todo ello conduce al objetivo final: mejorar las ventas.

¿Cómo lo conseguimos? Aspectos necesarios:

  1. Contaremos con un equipo de profesionales que hagan un estudio de la empresa y del producto. De ahí, saldrá la imagen empresarial y los valores que queremos transmitir en cada venta (seriedad, distinción, responsabilidad, compromiso, alegría, fuerza…).
  2. Pensaremos una imagen puramente visual, potente y seductora para comunicar. Para ello, hay que extremar el cuidado del diseño gráfico relacionado con la marca, tanto en sus comunicaciones corporativas como en las puramente comerciales.
  3. Elegiremos la vía más eficaz para llegar a nuestro público. Debemos solicitar un asesoramiento personalizado, enfocado a favorecer la marca.
  4. Nos pondremos en manos de un equipo de diseñadores que nos orienten sobre los servicios disponibles: desde merchandising textil -camisetas, equipaciones deportivas, productos publicitarios para empresas, elementos decorativos y promocionales, etc.- a objetos de papelería para empresas y autónomos, lanzamientos personales, etc.

La imagen de una empresa es el primer contacto con el cliente y quedará indisolublemente ligado a los valores que transmitamos, de ahí que sea vital trabajar y acertar en el diseño gráfico para los productos que pongamos a la venta.